Please Note: Blog posts are not selected, edited or screened by Seeking Alpha editors.

Nuevo Plan De Argentina: Un Buen Primer Paso Para Restaurar La Confianza Perdida

|About: BBVA Banco Francés S.A. ADR (BFR), BMA, EEM, GGAL, SUPV

Summary

La confianza parece perdida.

El gobierno sigue luchando, con apoyo del FMI y Trump.

Con una posible crisis en los mercados emergentes, el riesgo de depresión está vivo.

¿Sobrevivirá el país a esta crisis? Sí, porque "Dios es Argentino".

¿Una última bala de plata? Alguien pensó en dolarización 100 Pesos/USD.

El original de este artículo fue publicado en inglés el miércoles 5 de septiembre del 2018.

Argentina's New Plan - A Good First Step To Restore Lost Confidence

"Hay cuatro tipos de países: países desarrollados, países subdesarrollados, Japón, nadie sabe por qué crece, y Argentina, nadie sabe por qué no lo hace".

- Simon Kuznets, ganador del Premio Nobel de 1971

En el momento de escribir este artículo, el Riesgo País de Argentina está alcanzando niveles no vistos desde hace tiempo, y el USD llegó a valer por encima de los 40 Pesos, en un colapso espectacular.

El gobierno está tratando de hacer todo lo posible para evitar otra crisis. Pero esta vez, un Peso pulverizado viene con otra devaluación que no tiene fondo: la devaluación de la palabra oficial.

Fuentes: Banco Central de la República Argentina, Bloomberg, WSJ

Los mercados asumen que es poco probable que los problemas de Argentina se resuelvan pronto y que el gobierno no tiene el control total de la situación. Los problemas discutidos en mis dos artículos anteriores, hace solo unas semanas, se espiralizaron.

Con eso, los bonos argentinos y la mayoría de las acciones líquidas se convirtieron en un proxy para ir short -vender sin tener los títulos- para los mercados emergentes.

Justo cuando la pérdida de confianza está en el centro del escenario, el presidente Macri anunció un nuevo plan. En mi opinión, no es todo lo que Argentina puede ofrecer. El esfuerzo es fundamentalmente del sector privado y poco hacen para reducir el empleo provincial excesivo. En teoría, probablemente represente el ajuste fiscal más espectacular en décadas. Puede descargarlo aquí y verificarlo usted mismo.

En cuanto a los números, parecen realistas y dejan a Argentina con una pequeña brecha de financiamiento, que eventualmente se llenará con la aceleración de los desembolsos del FMI.

Sin embargo, el problema ya no es una brecha financiera. Argentina está atravesando una gran crisis política, ya que Macri y su equipo han perdido toda credibilidad debido a una serie de errores desde que el Peso cayó bajo presión el 24 de abril. Desde una situación de tensión cambiaria, Argentina ahora tiene una crisis económica, financiera y política en toda regla.

En un mensaje grabado el lunes, mencionó que el país está en emergencia.

El nuevo plan de Macri

Por primera vez, Macri reconoció el error de gradualismo. Habló nuevamente sobre "tormentas", "ríos que deben cruzarse" y "emergencias", evitando al mismo tiempo la palabra "crisis", para describir la complicada situación actual. Pero la realidad estaba desgastada y, después de la mitad del discurso, Mauricio Macri no tuvo otra opción. Reconoció la "crisis" y, como su propio sello, arengó: "Tiene que ser la última".

Mezclado en unos 25 minutos de discurso, hubo una autocrítica casi única, más allá del repetido "exceso de optimismo", que no califica como tal. Macri se adhirió al "gradualismo" que lo asesoró desde su toma de posesión, tal vez por el dúo más influyente en sus decisiones: el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el consultor, Jaime Durán Barba.

Todo el gobierno hoy reconoce que esta falta de acción inicial fue un error, y tal vez por eso varios buscan tomar el atajo para culpar a uno de los exiliados, el ex ministro de Finanzas Alfonso Prat-Gay. Sin entrar en esa interna, que en ninguna versión lo exoneraría, el Presidente advirtió: "Tenemos que ir más rápido, no podemos seguir gastando más de lo que tenemos".

Esta nueva velocidad es la que anunciaría de inmediato el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, con el objetivo de alcanzar el "déficit cero" en 2019.

¡Una cosa más! El presidente sabe que, casi tres años después de haber asumido el poder, no pudo despejar un fantasma que lo persigue: que él gobierna para los ricos.

Por esa razón, en esta "emergencia", agregó un impuesto a la exportación proveniente de "aquellos que tienen más capacidad para contribuir". Y, como parte B, confirmó que habrá un extra para los más pobres en septiembre y diciembre.

Paralelamente, intentó reavivar otros fantasmas: el posible regreso de Cristina Kirchner y mencionó varias veces las palabras "corrupción", "cuadernos", "miedo" y la inevitable "Venezuela". A veces, parecía un discurso de campaña que debería haber sido dado en febrero de 2016.

Lo que el mercado piensa

Al estar en Argentina ahora, he hablado con muchos actores del mercado en los últimos días. Y los mercados están dando su veredicto. El USD subió nuevamente, aunque el jefe del Banco Central, Luis Caputo, sigue luchando en una batalla perdida por la intervención de divisas, mientras pierde preciosas reservas.

Es probable que el FMI requiere que el plan tenga el respaldo de la oposición, lo que probablemente sea el caso. Sigo creyendo que el peronista querrá que el presidente Macri continúe con el desastre, por lo que presionaran, pero quieren que termine su mandato.

Todo apunta al hecho de que las elecciones del próximo año probablemente marcarán el final de la aventura de Cambiemos por el momento.

¿Un nuevo gobierno peronista reestructurará la deuda, en caso de ser necesario? Las tasas de interés están donde están porque existe la posibilidad de un incumplimiento -DEFAULT-. No tiene que ser como el que sucedió en 2001. Puede ser una reestructuración de la deuda, un canje. Argentina tiene mucho en juego y necesitará inversión extranjera para salir de este lío.

Los mercados necesitan calmarse del ruido y concentrarse en los números. Si este acuerdo se hace para adelantar los desembolsos del FMI, la brecha financiera es muy baja. El stock de Letes es de $12 mil millones, los Lebacs se han diluido mucho debido a la devaluación y las cancelaciones prematuras, y todavía están en el orden de $10 mil millones. Algunos vencimientos adicionales por $4 mil millones me hacen creer que la brecha que debe cubrirse es pequeña. Y para el próximo año, si se restablece la confianza, no debería ser un problema.

Argentina CDS a 2 años (Credit Default Swap) sigue subiendo y ha alcanzado 869. El Peso perdió otro 6% en los primeros dos días de la semana y 55% de su valor frente al USD desde el inicio de 2018. El El índice Merval Stock Market en USD es del 60%. ¡Todo en solo 6 meses!

Fuente: Investing.com

Esta es una imagen de los cuatro principales bancos: Grupo Financiero Galicia  (NASDAQ:GGAL), Banco Macro (NYSE:BMA), BBVA Banco Frances (NYSE:BFR) and Grupo Supervielle (NYSE:SUPV).

Fuente: Investing.com

Si el programa del FMI falla,

¿Trump irá al rescate? Una llamada telefónica con el apoyo de Trump. 

El martes, Macri recibió un fuerte apoyo de Donald Trump: "Confío en el liderazgo del presidente Mauricio Macri" cuando ambos líderes sostuvieron una conversación telefónica. Luego, la Casa Blanca emitió esta declaración:

Hasta ahora, el mercado no ha reaccionado.

¿Una clásica pesadilla de los mercados emergentes apunta a una Tango-Crisis?

Los problemas en Argentina están llegando en un momento inoportuno, ya que los mercados emergentes están siendo golpeados desde múltiples direcciones, como se discutió en mi pasado artículo

"El divorcio entre los mercados emergentes y Trump".

El martes por la mañana, en Bloomberg, Mohamed A. El-Erian describió la crisis de Argentina y su relación con los mercados emergentes.

Una gran parte del motivo de la falta de éxito es el reconocimiento inicial insuficiente de las fuerzas técnicas y de iliquidez adversas que han estado golpeando la clase de activos de los mercados emergentes, y que aún no se han cumplido. Como resultado, la desaceleración económica de la Argentina empeorará, la tasa de inflación aumentará, las tensiones en el servicio de la deuda aumentarán, el sistema bancario estará sometido a una mayor presión y aumentará el riesgo de una fuga de capitales perturbadora.

Los CDS de 2 años en Sudáfrica, Turquía, Hungría y Argentina para 2018 muestra que el contagio de los mercados emergentes se hizo real.

Fuente: MarketWatch

La historia es conocida y afecta a todos los mercados emergentes.

La era del dinero fácil está llegando a su fin. Los bancos centrales de los países desarrollados se están alejando de las tasas de interés cero o incluso negativas y están eliminando progresivamente sus programas de compra de bonos, y las condiciones financieras son cada vez más estrictas.

El endeudamiento total de los mercados emergentes aumentó de $ 21 billones en 2007 a $ 63 billones en 2017, según IIF.

Parece que se está jugando una clásica pesadilla en los mercados emergentes.

¿Esta crisis podría provocar una caída más amplia, enviando a los mercados emergentes a una Tango-Crisis liderada por Argentina? El ETF de iShares MSCI Emerging Markets (NYSEARCA:EEM) se debe vigilar cuidadosamente para detectar una señal. Una vez más, está cerca de una corrección del 20%, que normalmente señala un mercado bajista.

¿Que sigue?

La historia económica de Argentina es una de las más estudiadas, debido a la "paradoja argentina". Argentina posee ventajas comparativas definidas en la agricultura, ya que el país está dotado de una gran cantidad de tierras altamente fértiles. Últimamente, en 2010, se realizó un gran descubrimiento de petróleo y gas. Según BBVA, ¡convierte al campo Argentina Vaca Muerta en el segundo yacimiento de shale gas más grande del mundo!

Creo que esta crisis está sirviendo para lograr una conciencia pública de que este modelo de Argentina no funciona. Que Argentina no puede vivir de un préstamo a otro y que, finalmente, el país tiene que vivir de lo que se genera. También se está abordando la corrupción, uno de los principales problemas endémicos.

Es común caminar por las calles de Buenos Aires y escuchar la frase "Dios es Argentino". Por lo que se ha dicho, está empezando a parecer más claro que hasta ahora el gobierno de Cambiemos dirigido por Macri no está teniendo éxito. Pero algo está cambiando.

La Bala de Plata: Alguien pensó en dolarización total a 100 Pesos/USD

Los argentinos pasan gran parte de su tiempo hablando sobre el valor futuro del USD. De las empresas a los empresarios, casi todos. Es casi un deporte nacional. ¿Por qué? El país, en el transcurso de los últimos 80 años, tuvo que extraer 13 ceros a su moneda. Las consecuencias de la devaluación fueron similares: una caída en los salarios reales, una disminución en la actividad económica y un aumento en el desempleo.

¿Las causas? De 1955 a 1975, se asoció con crisis en el comercio exterior. Desde 1976 hasta hoy, se debió a crisis financieras recurrentes.

En países totalmente dolarizados, como Panamá o Ecuador, este esquema ha reducido la inflación a casi cero y, hasta hace poco, proporcionaba a la economía grandes cantidades de capital barato al reducir el riesgo cambiario relacionado con la inversión.

Esos países pueden imprimir monedas, en realidad similares a las de los Estados Unidos. Justo cuando vi salir las nuevas 1 monedas de un Peso, planteé el punto el pasado febrero en una nota en mi LinkedIn personal que "alguien" lo pensó... y luego en mi Twitter el 2 de mayo en CNN el 5 de mayo y nuevamente en un tweet del 22 de mayo : ARGENTINA NECESITA DOLARIZAR.

Para tener el mismo valor, un USD debería ser equivalente a 100 Pesos, una historia aún por ver....

Respecto a la bala de plata ya se intentó -aunque no total- y no tuvo éxito. La clave es evitar el déficit fiscal que se cubre con financiamiento externo ante la falta de un mercado de capitales propio.

Agregando un FMI que quiere un débil Peso y un fuerte apoyo de Trump, las posibilidades no son cero.... y crecen a diario!

Conclusión

La situación sigue siendo binaria. Y parece reflejarse en los precios.

Para mí, apostar contra Argentina, como muchos jugadores del mercado están comenzando a sugerir es arriesgado.

Pero una cosa es cierta. Los mercados asumen que es poco probable que los problemas de Argentina se resuelvan pronto y que el gobierno no tiene el control total de la situación. El modelo parece agotado. Las tres experiencias ortodoxas de la historia argentina requirieron aumentar la deuda externa para cubrir el déficit no han tenido éxito.

Ello llevó a una sobrevaluación del peso que complicó la balanza comercial y la balanza de pagos. El esfuerzo es fundamentalmente pedido al sector privado y poco hacen para reducir el empleo provincial excesivo.

Lo que también es cierto que en un país extremadamente rico como Argentina, si la situación con o sin Macri finalmente se revierte, hay muy pocas posibilidades de que uno pueda comprar nuevamente un bono argentino que rinda alrededor del 10%.

Nota del autor: Gracias por leer mi artículo. Me encantarîa escuchar lo que piensan de mi tesis. Si te gusta este artículo, desplázate hacia arriba y presiona Seguir. Para sacar el máximo provecho de seguirme, asegúrese de hacerlo en tiempo real.